Desarrollo personal: ¿Cómo reaccionas cuando las cosas no salen como te gustaría?

Desarrollo personal: ¿Cómo reaccionas cuando las cosas no salen como te gustaría?

Hace unas semanas, me llegó al alma esta pregunta mientras miraba un documental sobre la enseñanza del cocinero y maestro ZEN, Edward Espe Brown. El hombre explicaba que la tendencia general en Occidente, es que cuando pasa algo que no nos gusta: o bien, nos distanciamos de lo que nos hace sufrir, o nos esforzamos a cambiar la realidad, y a las demás personas…

En ambos casos, se trata de estrategias para evitar el dolor. De hecho, nuestra cultura nos prepara muy bien a esto. “Ojo que te vas a caer”. “Si haces esto, me voy a enfadar”.  “No llores”. Estas frases llenas de buenas intenciones nos formatan a buscar la seguridad, a controlar a otros para que actúen como queremos, y a no conectar con nuestras emociones porque allí está el dolor.

Creo que la verdadera sabiduría, no está en evitar el dolor a todo costa, sino en saber salir del sufrimiento. La diferencia es grande: en el primer caso, vivimos en un barco dentro de un puerto, y en el segundo caso, descubrimos el mundo sabiendo navegar a través de las tormentas.

Me gustaría compartir contigo en este post algunas reflexiones sobre el proceso de aceptación, único camino para salir del sufrimiento.

1° Acércate a tu corazón

Aquello a lo que te resistes, persiste. Lo que aceptas te transforma.” – Carl Jung.

A menudo escucho que tenemos que gestionar, o peor, dominar nuestras emociones y me parece cada vez más ilusorio. Creo que lo único que podemos hacer respecto a nuestras emociones es sentirlas o bloquearlas. A corto plazo, si las bloqueamos, evitamos el dolor, pero a largo plazo, mantenemos una herida abierta, dejando que se infecte.

Así que lo más importante en un proceso de aceptación es, primero, entregarse a la experiencia del dolor. La intensidad puede asustar al inicio, pero pasa algo mágico cuando uno deja que las emociones y sensaciones se expresen, su realidad interior se transforma.

2° Aclara tus pensamientos

“No es el problema que causa nuestro sufrimiento. Es nuestro pensamiento sobre el problema.” – Byron Katie.

Después del dolor, a veces nos quedamos atrapados en el sufrimiento, que no es otra cosa que rechazar la realidad, y vivir en nuestros pensamientos: una gran característica del ser humano adulto.

Los animales salvajes no hacen esto: viven en el momento presente. Esto permite a una gacela comer tranquilamente poco después de haberse enfrentado a un peligro de muerte. No mantiene el miedo en el tiempo a través de sus pensamientos. Ha vivido el miedo en el momento, lo cual ha cambiado la fisiología de su cuerpo para que pueda acceder a todas las fuerzas necesarias a su supervivencia. Pero una vez a salvo, vuelve a la nueva realidad del momento y deja de sufrir por lo que ha pasado antes.

A veces sueño y realidad van juntos, son momentos de gran fluidez que hay que cosechar con la máxima presencia y gratitud. Y a veces, toman caminos distintos, es cuando tienes que decidir dónde quieres vivir: en tus pensamientos o en la realidad. Mi propia experiencia me hace decir que la realidad tiene mucho más sabor que cualquier antiguo sueño.

3° Sana tus heridas

“El problema que nos preocupa no suele ser nuestro problema real.” – Pablo d’Ors.

Si lo que está sucediendo te hace sufrir profundamente, es muy probable que la realidad esté haciendo de espejo a una herida tuya. Así que tienes dos opciones: puedes poner tu energía en cambiar el mundo externo, asumiendo el riesgo de que la situación pueda volver a pasar (es que el universo conspira para que aprendas…), o puedes sanarte a ti-mismo.

  • Si sufres tras una ruptura sentimental, quizás sería interesante explorar tu miedo a no ser merecedor del amor.
  • Si sufres tras un despido en el trabajo, tal vez es el momento de considerar tu autoestima.
  • Si sufres por estar enfermo, mira tu miedo a morir, o a vivir por ejemplo.
  • Etc.

Estas crisis son oportunidades inestimables para bucear en nuestro interior y entender lo que nos limita de verdad en la vida. Una terapia tipo “The Work” de Byron Katie, puede ser de gran utilidad para liberarnos de nuestras creencias limitantes – las que nos hacen resistir a la realidad.

4° Siéntate en el banquete de la vida

“Es a través de la gratitud por el momento presente que se abre la dimensión espiritual de la vida.” – Eckhart Tolle.

Cuando te liberas de la creencia que la realidad tiene que ser otra, puedes estar plenamente presente. Y cuando estás presente de verdad, puedes contemplar la magia de la vida. En las últimas semanas, experimenté varios momentos de éxtasis frente a escenas de vida muy sencillas: pasar una tarde entre amigas, pasear por el mar al atardecer, despertarme en mi cuerpo para vivir otro día de esta vida. Esta sensación, aún furtiva pero intensa, de que la vida es perfecta me conecta con una parte de mi ser hasta ahora desconocida: mi espíritu.

Gracias.

Ahora te dejo abajo las 4 preguntas de Byron Katie, creadora del método “The Work”, para poner a prueba una creencia limitante:

  • ¿Es verdad?
  • ¿Puedes saber que es verdad con absoluta certeza?
  • ¿Cómo reaccionas / qué sucede, cuando crees ese pensamiento?
  • ¿Quién serías sin ese pensamiento?

Aquí tienes el link para bajar la hoja de trabajo completa con todas las instrucciones incluyendo la inversión final.

Espero que este artículo te haya sido útil. Si tienes cualquier duda o comentario, ¡no dudes en escribirme!

Cuídate,

Maria.

Libros relacionados con el tema del post:

Página web relacionada con el tema del post:

    • Byron Katie, “The Work” con documentos gratuitos para descargar

Videos relacionados con el tema del post:

PD: Y si encuentras el contenido interesante, compartir siempre da gustito 🙂


Si quieres que te acompañe en tu proceso de transformación hacia una vida saludable y llena de propósito:

PIDE TU SESIÓN GRATIS

Si quieres aprender a cuidarte, o cómo alimentarte de una forma saludable:

Únete al Blog


1 thought on “Desarrollo personal: ¿Cómo reaccionas cuando las cosas no salen como te gustaría?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *