Pan sin gluten de arroz y sarraceno

Pan sin gluten de arroz y sarraceno

Un pan sabroso y fácil de digerir. ¿Te atreves a hacer tu masa madre?


Receta apta para: una dieta sin gluten. 

Principales ventajas al nivel nutricional:

  • La fermentación lenta de la masa madre facilita la digestión y la buena asimilación de todos los nutrientes.
  • Tanto el sarraceno como el arroz integral son ingredientes ricos en micronutrientes y en fibra.

Nivel de dificultad: medio.


Ingredientes (para 1 pan)

  • 150 g de harina de sarraceno.
  • 150 g de harina de arroz.
  • 250 g de agua (alternativa: kéfir de agua).
  • ~50 g de masa madre (alternativa: 5 g de levadura de panadería).
  • Una pizca de sal y especias según gusto (ej: hinojo, anís verde, cúrcuma, etc.).
  • Una semillas en topping (ej: calabaza, sésamo, girasol).

Preparación

Pan

¹ Es importante dejar el pan enfriar ya que así termina de cocer. ¡Ojo que no se acumule humedad durante este proceso!

Masa madre

  • Día 1: Mezclar 20 g de harina² con 20 g de agua (alternativa: kéfir de agua) en un frasco de vidrio (tipo tarro de mermelada).
  • Día 2: Abrir y remover un poco con un palito de madera³.
  • Día 3-4-5: Añadir 1 c.s de harina y 1 c.s de agua, y remover un poco.
  • Día 6: Tirar gran parte de la masa madre (quedaría muy agria) y añadir 100 g de harina fresca y 80 g de agua.
  • Día 7: ¡LISTO! Mezclar la masa madre con la masa del pan, extraer una cucharada y guardar en un tarro en la nevera.
  • Cada vez que quieras hacer pan, saca el tarro de la nevera de 12 a 24h antes, y añade 100 g de harina fresca y 80 g de agua.

² Elegir la harina que te guste. Mi masa madre es, por ejemplo, una mezcla de harinas de arroz y sarraceno (50%-50%). 

³ Se dice que es mejor no tocar la masa madre con utensilios de metal. No he contrastado esta información, aun así prefiero seguir esta pauta…

Avisos importantes: nunca echar sal a la masa madre ya que bloquea la fermentación; dejar fermentar en un lugar donde haga calorcito pero sin cambios importantes de temperatura, ni aire (la masa está viva); una vez hecha, guardar en la nevera si no se hace pan el día siguiente. 

Bon appétit!!

Maria.


¿Qué te ha parecido esta receta? Comparte tus impresiones y experiencias aquí ↓↓↓ en los comentarios.

PD: Y si encuentras el contenido interesante, compartir siempre da gustito 🙂


Si quieres que te acompañe en tu proceso de transformación hacia una vida saludable y llena de propósito:

PIDE TU SESIÓN GRATIS

Si quieres aprender a cuidarte, o cómo alimentarte de una forma saludable:

Únete al Blog


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *